· Edición Digital · Número 18 · Marzo 2012 ·

Sevilla

El Puerto crece en tráfico de contenedores

El año 2011 se cerró con resultados positivos en todos los indicadores de actividad y el movimiento de contenedores creció un 8%, en contraste con la crisis. Los proyectos de futuro abren más expectativas.

Los indicadores económicos del Puerto de Sevilla arrojan resultados positivos, en contraste con el panorama de crisis económica actual. La nueva esclusa permite la entrada de barcos más grandes. Las perspectivas para los próximos años son aún mejores tras la decisión de las autoridades europeas de incluir el Puerto de Sevilla y los 90 kilómetros de vía navegable del Guadalquivir en la red estratégica y prioritaria de transporte de Europa.

En 2011 crecieron el tráfico portuario (5%), el de contenedores (8%), el volumen de mercancía en general (12,22%), el de graneles líquidos (53,36%), los pasajeros de cruceros (29,4%) y el número de buques (18,75%). Los únicos indicadores negativos se registraron en el volumen de graneles sólidos (-6,3%) y en vehículos en pasaje.

Respecto a mercancías de exportación e importación en contenedores (TEU, contenedor normalizado de 20 pies) ya sea por barco o por tren, las infraestructuras portuarias de Sevilla han logrado situarse en el ranking de los diez puertos más potentes del país, con un total de 164.600 unidades de contenedores en los que se transportaron 1.270.000 toneladas. Encabezan la lista del ranking de tráfico portuario de contenedores Valencia (4,3 millones), Algeciras (3,6 millones), Barcelona (2 millones) y Las Palmas (1,2 millones de euros).

Han sido decisivas para este crecimiento las líneas regulares de Canarias, norte de Europa y norte de América, sobre todo, así como la conexión intermodal con ferrocarril hacia el interior de la península, Madrid, Tarragona y Valencia. Especialmente relevante se considera también el puente logístico (tren más barco) entre el interior del país, Sevilla y Canarias.

La Zona de Actividades Logísticas (ZAL), con una superficie de 57 hectáreas bajo el Puente del Quinto Centenario, alberga 140.000 metros cuadrados de naves logísticas tras una inversión de 110 millones de euros. Una segunda zona logística en Palmas Altas (junto a Los Bermejales) está en ejecución con 14 hectáreas para servicios logísticos de pequeño y gran volumen y una inversión de 93 millones de euros.

Otra esperanza del Puerto para ganar competitividad frente al resto de puertos españoles es el dragado de profundización del canal de navegación, que requiere una inversión de 31 millones de euros. Si este proyecto finalmente es autorizado por el Ministerio de Medio Ambiente que ahora dirige Miguel Arias Cañete (PP), el estuario ganaría un canal navegable con casi dos metros más de profundidad y 30 metros más de ancho (al pasar de los 60 metros del canal a los 90). Este hito marcaría un antes y un después en el tráfico portuario al permitir la entrada de los barcos más grandes del mercado. con más calado.

La nueva esclusa ha supuesto una inversión de 210 millones de euros y ha contado con fondos europeos, como lo hará el dragado. Con hasta 280 metros de largo (eslora), 39 de ancho (manga) y 11 metros de profundidad (calado), ha abierto nuevas posibilidades para el tráfico de graneles sólidos al reducir significativamente la necesidad de descarga de parte del cargamento (de hasta 15.000 toneladas) en otro puerto para poder acceder por la ría del Guadalquivir con el calado actual.