· Edición Digital · Número 18 · Marzo 2012 ·

Asamblea IDC

60.000 afiliados respaldan la buena salud de IDC

La 5ª Asamblea General de IDC se celebró en Rio de Janeiro los días 26 y 27 de enero con la participación de trabajadores portuarios de 18 países.

Los días 26 y 27 de enero se celebró en Río de Janeiro, Brasil, la 5ª Asamblea General de IDC (International Dockworkers Council – Consejo Internacional de Estibadores), máximo órgano de poder de esta organización internacional, que ratificó a Antolín Goya como coordinador general de esta institución para los próximos dos años, en el que será su tercer mandato.

La asamblea de Río, además de un foro para escuchar la voz y el intercambio de impresiones de estibadores de 18 países; además de un encuentro para perfilar las directrices de camino de estos profesionales para los dos próximos años, para recrearse en los logros y analizar y corregir los errores cometidos desde la última reunión; fue la constatación del éxito de una organización de trabajadores, independiente, democrática, representativa y asamblearia que nació hace ya casi 12 años y que hoy cuenta con 60.000 afiliados de 3 continentes, entre ellos los trabajadores de los puertos españoles.

IDC nació el 27 de junio de 2000 en Tenerife. La redacción de los estatutos y el protocolo notarial inherente a la creación de la organización fue el culmen de años de encuentros, de diálogo, entre estibadores de diferentes puertos del mundo que compartían el mismo sentimiento de desprotección, de falta de representatividad, de desencanto. Hasta entonces los estibadores pertenecían a la Federación Internacional del Transporte, ITF. Compartían organización con ferroviarios, trabajadores de aerolíneas y aeropuertos y con todos aquellos que, de una manera u otra, trabajaban en el transporte marítimo.

Varios conflictos laborales, el definitivo el protagonizado por los estibadores del Puerto de Liverpool en 1996 contra el gobierno de Margaret Thatcher, les hicieron comprender que necesitaban una organización que realmente velara por sus intereses, no como ITF. Una estructura que estuviera más pegada a su realidad, más ágil, participativa y con menos burocracia, que hiciera oír su voz, pero la suya, en cualquier foro. Un sindicato que siguiera el modelo que ya había implantado Coordinadora en España, pero de manera internacional; pues la globalización de la economía y, especialmente, el perfil de su labor, así lo exigían.

En cada Asamblea, que se celebra cada dos años, se suman más puertos a la organización. En la de Rio de Janeiro fueron los trabajadores de los puertos africanos de Costa de Marfil, Togo, Benín, Gambia, Guinea Bissau, Ghana y Mauritania y los sudamericanos Colombia, Ecuador, El Salvador y Honduras, los que pasaron a ser miembros de pleno derecho. De este encuentro es especialmente destacable el aumento de representantes en Brasil, hasta ahora solo estaban dentro de IDC los trabajadores del Puerto de Itaiaí, y actualmente ha ingresado la Federación completa, que aglutina a 12.000 portuarios.

Estos nuevos miembros se unen a los de Francia, España, Suecia, Dinamarca, Portugal, Chipre, Grecia, Reino Unido, Eslovenia, Malta, Italia, Argentina, Uruguay, Paraguay, Nicaragua, Chile, Senegal, EEUU y Canadá en una voz única ante los distintos foros internacionales para lograr que el trabajo de la estiba sea digno, estable, seguro y cada vez más profesional gracias a la formación. Han logrado una voz potente y rigurosa que cuenta con numerosos logros en distintos conflictos laborales en diversos puertos del mundo.

De la reunión de Brasil, como de todas las anteriores, han salido directrices generales para los dos próximos años que luego irán desgranando, adaptando y desarrollando cada una de las zonas (Africana; América Latina y Caribe; Europea; Costa Este de EEUU y Canadá y Costa Oeste), en función de sus peculiaridades y necesidades.

Se concluye, de esta V Asamblea, que continúa vigente, y cada vez con más fuerza, la postura de cohesión entre los estibadores internacionales, así como la intención de dar una respuesta sindical común frente a los atropellos que pretendan socavar los derechos de los trabajadores a un empleo con garantías, en cualquier enclave del mundo.

Portafolio: