· Edición Digital · Número 19 · Mayo 2012 ·

Navieras

La concentración de navieras redefinirá las líneas de contenedores

Las alianzas entre operadores marítimos internacionales están describiendo un nuevo espacio marítimo que puede modificar también las grandes rutas en el transporte de contenedores. Este proceso de concentración en la oferta marítima tendrá un efecto en los servicios ofertados, dependendiendo de la competencia que encuentren estos nuevos actores en el mercado internacional.

Más allá de la fusión de servicios que posibilitan las nuevas dimensiones de grandes portacontenedores, el concepto de gigantismo es un factor que preocupa actualmente a muchas autoridades portualias. Decidan o no las navieras escalar un enclave u otro por razones comerciales, el calado de los puertos delimitirá la llegada de estos gigantes marítimos a unos cuantos enclaves en todo el mundo y borrará del mapa de las grandes navieras a los puertos que no hayan adecuado su infraestructuras, aunque la dicisión dependerá sobre todo de criterios comerciales y de rentabilidad. En este escenario pueden surgir las dudas sobre la competividad de un sistema portuario, como el español, con 28 autoridades portuarias y saber cuántas de ellas están pasicionadas para convertirse en hubs de referencia internacional.

Hasta el 1 de diciembre de 2011 los gigantes del sector, Maersk, CMA CGM y MSC, concentraban el 48% de la capacidad de transporte en las rutas entre Extremo Oriente y el norte de Europa. El resto correspondía a las tres alizanzas surgidas para competir con los grandes grupos y otras navieras importantes como son China Shipping, Evergreen o Zim. Según expertos del sector, éstas serán las reglas del juego durante los próximos años. La consolidación en un número cada vez menor de compañías cada vez más grandes, motivadas principalmente por el alto nivel de competencia imperante en el sector.
 

Etiquetas: