· Edición Digital · Número 19 · Mayo 2012 ·

Tenerife

Cuatro grúas super post panamax para la nueva terminal de OHL-Dávila

La nueva terminal pública de contenedores del puerto de Santa Cruz de Tenerife, que explotará el consorcio formado por OHL y Dávila, planea comenzar su actividad a finales del presente ejercicio con la instalación de cuatro super post panamax, equipos que permitirán a la estibadora operar megabuques de 13.500 TEUs de capacidad.

Puertos de Tenerife quiere que el consorcio OHL-Dávila arranque con la terminal antes de fmalizar 2012, ya que puede empezar a operar sin apenas realizar obra civil, al tener un margen de cinco años para repavimentar la zona vieja del muelle, la zona del antiguo Dique del Este, pero en el resto ya pueden trabajar.

La previsión de tráficos que maneja el consorcio OHL-Dávila para su terminal es un volumen nuevo de 60.000 TEUs en 2013, dentro del primer año de actividad, para alcanzar los 120.000 TEUs a partir del tercer año de concesión y alcanzar los 200.000 TEUs en el ejercicio 2014. Entre los armadores interesados por posicionar sus transbordos en la dársena canaria, se encuentran Maersk y Hamburg.

Tenerife volverá a contar con dos instalaciones especificas tras la ausencia de la suspensa Contenemar en la dársena. Después de proceder a extinguir administrativamente la concesión de Contenemar se está a la espera de que se resuelva el concurso de acreedores de la terminal La Candelaria, que adeuda un total de 1,5 millones de euros a la Autoridad Portuaria.