· Edición Digital · Número 19 · Mayo 2012 ·

Valencia

La escasa inversión frena el negocio ferroviario

La falta de planificación y la insuficiente inversión en terminales ferroviarias en Valencia está frenando la creación de más trenes con origen y destino en el puerto levantino.

El crecimiento del 60 por ciento del tráfico ferroviario en el puerto valenciano durante 2011, entorno a 120.000 TEUs, no parece ser razón suficiente para la creación de nuevas terminales. Sin posibilidad de abrir conexiones verticales por el corredor mediterráneo, y apostando por centro y norte como ejes competitivos, el futuro es incierto. El puerto de Valencia cuenta con 20 trenes semanales multiclientes, 18 de los cuales se concentran en Madrid.

Mientras que operadores ferroviarios reiteran la necesidad de abordar la construcción de una gran terminal ferroviaria en Valencia que pueda convertirse en un nuevo pulmón logístico del arco mediterráneo, lo cierto es que aún queda mucho por hacer en cuanto el ferrocarril, desde las tasas, la politica comercial y una participación más activa del colectivo transitario, reacio a renunciar al uso de! transporte por carretera.

El puerto de Valencia reclama que la conexión en 2015 con el ancho internacional, con la generación de un tercer carril en el corredor mediterráneo para el uso de las mercancías, lo que permitiría generar tráficos internacionales como ya está sucediendo en Barcelona. Y es que el Corredor Mediterráneo deberá tender a reforzar el carácter interoceánico del puerto de Valencia, pese a que el transporte por carretera seguirá siendo prioritario, abriendo alternativas a los megacarriers que a medio plazo puedan escalar con los buques de 18.000 TEUs.