· Edición Digital · Número 20 · Julio-Agosto 2012 ·

Portugal

La troika prioriza la reforma portuaria

El modelo de gestión portuaria y el poder de los sindicatos tienen que cambiar. Según reconoció el gobierno portugués, ésta es una nueva prioridad, uno de los cambios de guión dictados por la troika (Comisión Europea, Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional).

La reforma portuaria se une a la renegociación del PPP, Asociaciones Público-Privadas, como las principales prioridades de las reformas estructurales dictadas por el Memorando de Entendimiento de la troika, sobrepasando al sector energético en prioridad.

Los objetivos de esta necesidad de cambios en el sistema portuario portugués son aumentar la competencia y la eficiencia de las relaciones laborales flexibilizando el sector. La justificación es que es necesario reducir los costos que pesan sobre la economía e impulsar a Portugal como competidor en Europa.

Si el primer objetivo parece asumible, el segundo objetivo, es decir, unas relaciones laborales más flexibles, promete ser un rompecabezas para el desarrollo económico del sector, si tenemos en cuenta la reciente historia de luchas que caracterizan a la actividad de los portuarios portugueses.