· Edición Digital · Número 20 · Julio-Agosto 2012 ·

Cartagena

Sentencia condenatoria

El pasado mes de mayo, el Juzgado de lo Penal nº1 de Cartagena emitió sentencia sobre la denuncia interpuesta en el año 2006 contra los compañeros, Julián Cabello y Manuel Calvo, delegados de personal y Damián Reyes, representante en el puerto de la ciudad murciana del sindicato Coordinadora, por detención ilegal del entonces gerente de Sesticarsa, Alfredo Fresneda.

El fallo de esta sentencia condena a los tres acusados como autores del delito de detención ilegal, a la pena de dos años de prisión e inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena, y al abono por partes iguales de las costas procesales, incluidas las de la Acusación Particular. La denuncia interpuesta en el año 2006 ha recibido, seis años después, una respuesta judicial en forma de sentencia, que según Damián Reyes se va a recurrir a la Audiencia Nacional.

La situación que se vive desde hace años en el puerto de Cartagena, en cuanto al particular y polémico conflicto entre patronal y sindicatos, tiene su origen en los desmanes y actuaciones arbitrarias de Adrián Ángel Viudes, Presidente de la Autoridad Portuaria y de la Sociedad de Estiba del puerto

Damián Reyes, ha denunciado repetidamente una trama de intereses encubiertos y favores, y habla de un montaje por parte del Alfredo Fresneda, Gerente de Sesticarsa, qué según su versión, la que ha mantenido hasta el momento, es que el gerente se encerró en despacho y posteriormente los acusó de secuestro. Una maniobra para desviar la atención de los medios de comunicación que habían sido convocados por los estibadores de Cartagena para desvelar todo lo que pasaba en el puerto en aquellos momentos y que, posteriormente, ha ido agravándose.

Etiquetas:

|