· Edición Digital · Número 21· Noviembre 2012 ·

EEUU

Negociaciones

Con ayuda de un mediador federal, la ILA y la USMX acordaron una prórroga de 90 días para la negociación de su convenio, puesto que no era posible llegar a un acuerdo el 30 de septiembre, fecha de vencimiento del mismo. 

La patronal y el sindicato reanudaron las negociaciones el 8 de octubre del 2012. La ILA es optimista y cree que será capaz de conservar o ampliar incluso sus competencias, proteger la garantía de trabajo 8 horas diarias, proteger el pago de las horas extras y encontrar una buena fórmula para la compensación del tonelaje y la automatización. Las prestaciones sociales también podrán muy probablemente verse incrementadas, junto con mejoras significativas en materia de prevención y formación.

Por otro lado, actualmente están en curso las negociaciones para el convenio colectivo de las terminales del noroeste entre la ILWU y los gigantes de la industria del grano. Cabe recordar que el año pasado, miembros del Local 21 libraron una dura batalla para conseguir un acuerdo de negociación colectiva en la terminal granelera de EGT en Longview, la más moderna del país. Junto con el apoyo de toda la costa Oeste, todos los locales de la ILWU de la zona y del país y sindicatos portuarios de todo el mundo, se sucedieron varios conflictos en defensa de los derechos de los trabajadores que terminaron en cientos de detenciones.

Por desgracia, la disputa entre ILWU y EGT se vio socavada por los operadores de silos del Noroeste que trabajaban en connivencia con EGT moviendo granos durante las protestas. Ahora, esos mismos operadores están presionando para ejercer su influencia, socavando la estabilidad de 90 años de la industria granelera.