· Edición Digital · Número 21· Noviembre 2012 ·

Editorial

La Comisión Europea no ceja en su empeño. Haber sido derrotada tras dos intentos de desregular nuestra profesión (2003 y 2006), gracias a las luchas y la solidaridad de estibadores de todo el mundo, no basta. Nos vuelve a presionar con las mismas intenciones.